Ni familia ni amigos, ni total desconocidos… sino todo lo contrario

Abuso laboralDesde que yo era pequeño, he estado rodeado de emprendedores, de alguna u otra manera gente que sencillamente no puede estar dentro de una oficina haciendo una labor de 8 horas diarias. Gente que busca hacer su vida profesional de una manera poco ordinaria y buscan de maneras creativas sostenerse y que dictan sus propias reglas. El emprendimiento ha venido cambiando desde entonces, la llegada de la tecnología, la adopción de metodologías ágiles, lean y la búsqueda del crecimiento acelerado han cambiado las reglas del juego, no obstante, hay muchos emprendedores que siguen haciendo las cosas como tradicionalmente se hacen. Podemos decir que aun en los emprendedores existen diferentes tipos de acuerdo a los diferentes niveles de riesgo que están dispuestos a manejar o que tanta tolerancia al cambio y a la frustración tienen.

En México, al menos, existe el dicho que en los negocios ni familia ni amigos y ha sido una regla que muchos siguen al pie de la letra pero que puede ser leída en dos puntos de vista diferentes:

Abusivo – Es la persona que hace negocios con absolutamente todo, mientras haya dinero de por medio y un beneficio personal,  hace uso de las personas como un medio para llegar a sus metas de poder y no importa si son familiares y amigos, pasa sobre ellos sin limitaciones ni concesiones.

Prudente – Identifica a las personas que son muy cuidadosas en no incluir en sus negocios a familiares y amigos, porque cuando hay dinero de por medio, no falta el abusivo y que quiera aprovecharse del prudente y terminen rompiendo una relación de amistad y consanguínea.

Bueno, uno hubiera pensado que este concepto también haya cambiado con el advenimiento de los startups, pero no. Tan pronto comenzamos a trabajar el proyecto de Kokorio dentro del ecosistema de Startups en México, llegamos igualmente al punto en el que se estipula que ni familia ni amigos como cofundadores.

Dejemos esta idea aquí por un momento.

Los recursos humanos o como hoy se dice, el capital humano, hacen a las empresas. La correcta selección del personal, asegura que la empresa va a llevar el camino y dirección que las cabezas indiquen. Pueden observar que no estoy diciendo que asegure el éxito, porque al éxito nunca va a llegar una empresa si no tiene una razón de ser, una visión de a dónde quieren llegar y la estrategia de cómo le van a hacer.

Para lograr una buena selección de personal es importante realizar un análisis de compatibilidad, no importando el tamaño de la empresa, desde una startup que comienza con una idea, hasta los grandes corporativos multinacionales, deben cuidar que las personas que están ingresando a su proyecto sean compatibles.

Equipo felizRegresando a la idea anterior, no importa si son familiares, amigos o totales desconocidos, si existe compatibilidad laboral pueden salir adelante, hay miles de pruebas de esto, pero sencillo no va a ser.

Apóyense de expertos en la materia, confíen y pongan las cosas en claro. Las relaciones humanas son buenas mientras existe claridad y transparencia. Mientras no haya un abusivo y que se busque un bien común pueden hacer empresas y negocios con familiares, amigos y cualquier persona.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Participa haciendo el Test de Autoeficacia